Jonathan García Grande

Mi nombre es Jonathan García Grande, soy de Masaya. Quise participar en el programa ICS por la necesidad de hacer cosas distintas y me motivaran como persona, también terminando mi carrera universitaria en Diplomacia y Relaciones Internacionales creí que era una buena oportunidad para generar más conocimientos y experiencias a mi vida profesional.

Nuestro socio de proyecto fue ODESAR, en conjunto con ellos y la comunidad participé fortaleciendo a nuestro CAPS (Comité de agua potable y saneamiento), hicimos una reestructuración del comité, anteriormente era poco funcional, el factor distancia no permitía tener una organización sólida, trabajar para dejar una estructura empoderada fue un verdadero reto, pero hoy puedo  decir orgullosamente  que lo logramos.

Nuestro trabajo ha sido concientizar, tenemos días creativos en los que planeamos actividades para realizar con la comunidad en general, eso ha sido lo más beneficioso para la comunidad. La mezcla de personalidades, conocimientos y energías es un factor positivo para hacer un trabajo exitoso.

La motivación que traemos y las ideas que todos aportamos para hacer de cada actividad algo que cale en la memoria de la gente, ha sido un gran recurso, siempre estamos pensando en que sea un conocimiento que perdure en ellos y que puedan adquirir en su día a día y creo que lo hemos logrado, lo hemos visto al pasar el tiempo como ellos piensan y creen diferente.

Todavía recuerdo el primer día que visité la comunidad, honestamente me sentí incapaz de pasar tanto tiempo ahí, fue un momento muy difícil, pero que deje atrás inmediatamente, ahora pienso que haber trabajado y vencer todos los retos por lo que afronte han sacado la mejor versión de mí.

La experiencia con ICS no tiene comparación con algo que haya hecho en el pasado, creo que ha sido de altos y bajos, todos provechosos y han sacado de esta experiencia un ser humano más dispuesto y comprometido. Ha habido momentos en los que me he sentido pleno y creyente a lo que estoy haciendo, sobre todo cuando vemos que la gente realmente está dando su mejor aporte al proyecto.

Antes del programa me describo como una persona despreocupada, enfocada en mí e ignorando cosas tan importantes como a los grupos más vulnerables, después de esa experiencia me concibo más enfocado, no solo por los conocimientos que adquirí y que nutrieron mis habilidades, estar en un lugar y con personas que antes no conocías te hacen admirar el mundo y sus diferencias.

En mi ciudad natal tenemos serios problemas de agua, aunque tenemos una hermosa laguna el abastecimiento de agua no es eficiente, esto por el mal manejo de los recursos que hemos hecho las personas, aunque sé que no podre reparar el daño me gustaría comprometerme con la causa de concientizar a mi comunidad de todas las cosas que podemos hacer para proteger lo poco que nos queda.

A través de la experiencia ICS me sentido entusiasmado y con ganas de hacer un cambio. Rodeado de mucha gente enérgica y con el espíritu de que se puede cambiar el mundo me he dado cuenta que no estoy solo y que si nos unimos podemos hacer cosas que impacten, no dudo en decir que definitivamente ICS contribuyo a mi nuevo cambio.

Muchas veces los jóvenes no nos damos cuenta del poder que poseemos, el simple hecho de ser el futuro nos hace responsables de trabajar en el presente. Tenemos que apoderarnos de la idea de que podemos hacer un futuro: el que querramos y por el que trabajemos.

Si no me hubiera arriesgado a vivir la experiencia probablemente hubiera estado haciendo cosas que  no me hubieran generado tantos conocimientos, ni alegrías. Estar acá fue una decisión arrebatada, no me sentía seguro de querer o poder hacerlo, pero a todos los que quieran vivir algo extraordinario como esto les garantizo que es una decisión que agradecerán de por vida, mientras he estado aquí me he sentido orgulloso y dispuesto a todo lo que traiga el futuro, después de esto ya nada te intimida.

Escuchar de cerca las historias de las personas de la comunidad y ver sus rostros de agradecimiento han sido mi inspiración para dar todo de mí, a veces nos preocupamos por tener el ultimo iPhone, o esperar el fin de semana, pero acá te das cuenta de la simpleza de la vida y de lo cuan feliz se puede ser con justo lo necesario.

La idea de que el programa ICS tenga voluntarios de reino unido y latinos más allá del intercambio cultural y de ideas de todos los participantes, es una oportunidad para ver el mundo de cerca, que aun con lo diferentes que podemos ser, por tonos de piel o idiomas, si nos unimos podemos trabajar por las mismas cosas.

Raleigh es una organización que está trabajando por el desarrollo sostenible y que a través de sus programas esta empoderando a las comunidades a ser sostenibles. El programa ICS además de promover la participación juvenil, están creando a los líderes del mañana, creyendo en nuestras capacidades para dirigir el futuro.

La comunidad definitivamente será lo que más contaré con ilusión a mis amigos que están viviendo de cerca mi participación, el sentimiento que produce todo el amor con que nos han tratado en la comunidad es maravilloso. Me siento privilegiado de tener una nueva comunidad con vistas hermosas y con gente maravillosa.