Octubre/2016

Voluntarios de Google van a Nicaragua para trabajar con emprendedores rurales

En octubre de 2016, una expedición compuesta por 11 voluntarios/as de Google, viajó hasta el norte de Nicaragua para trabajar con jóvenes emprendedores.

0b46666
“Juntos es Mejor”
La experiencia de una googler en Nicaragua.
por Federica D’Armento

 

Federica nos comparte su experiencia de 2 semanas de trabajo con los jóvenes emprendedores para fortalecer sus microempresas a través de capacitaciones y mentorías, el desarrollo de planes de acción, la mejora de su publicidad, el uso de internet y el establecimiento de una red local de negocios.

Antes de volar a Nicaragua traté de imaginar cómo sería la vida en las comunidades, cómo sería trabajar con los emprendedores rurales, cómo sería pasar dos semanas con colegas desconocidos, como mi forma de pensar sería después de la experiencia.

A pesar de todas las suposiciones también traté de evitar expectativas – por lo general vienen con la decepción y yo realmente quería estar sorprendida y abierta a lo que la experiencia tendría para mí.

Cómo trabajar con los emprendedores locales fue uno de mis más grandes signos de interrogación. ¿Seré capaz de separarme de mi zona de confort digital y del conocimiento? ¿Voy a ser capaz de entender realmente las necesidades de los jóvenes? ¿Voy a ser capaz de ayudarles concretamente sin mostrarme condescendiente? Yo estaba un poco escéptica sobre la posibilidad de tener un impacto en tan poco tiempo, también teniendo en cuenta la barrera del idioma y nuestros diferentes orígenes. Después de la primera reunión con los emprendedores locales, todas las ideas preconcebidas se desarmaron.

blog_crn_google_meeting_entrepreneurs

Los emprendedores rurales pueden tener diferentes tipos de negocios, tal vez un distinto grado de disposición e indudablemente, personalidades diferentes – hay líderes naturales, personajes discretos, entusiastas tímidos. Pero todos ellos están dispuestos a aprender y mejorar, feliz de estar allí y analizar las fortalezas y oportunidades para su negocio, listo para escuchar, tomar notas, hacer preguntas.

Por encima de todo, los emprendedores rurales son valientes, dispuestos a correr riesgos, ponerse en la línea y construir nuevas y mejores cosas para ellos mismos y para toda la comunidad.

Simultáneamente tuvimos la oportunidad de traer al sector privado y ONG juntos y el apalancamiento de su interés común mediante la creación de ADEM – Alianza para el Desarrollo de los Emprendedores de Madriz. Escuchar a Gonzalo, un agente de turismo de Somoto, hablando de ADEM con tanto entusiasmo y confianza fue uno de los momentos más gratificantes y emocionales de la expedición: “ADEM es lo que necesitamos para crecer y desarrollar nuestra región. ADEM será el vínculo entre nuestra parte rural y la ciudad”.

ADEM ya tiene una página de Facebook, y está en el proceso de incrementar  sus miembros. Pensar que he sido parte del diseño del logotipo, de la creación de la misión y visión,  junto con todas las horas pasadas de intercambio de ideas, la planificación, la presentación, el papel que juega … bueno, al darme cuenta de todas las cosas que hemos hecho me hace sentir que he recibido un regalo. El don de ser un pequeño pedazo de este mosaico mágico.

blo_crn_google_staff_group_selfie

Algunos días después de la expedición, puedo decir que he aprendido más de los jóvenes emprendedores que lo que probablemente han aprendido de mí: me dieron otra perspectiva, una nueva motivación para ser valiente y tomar nuevos desafíos.

blog_crn_google_staff_and_entrepreneurs

Ninguno de los logros alcanzados habría sido posible sin el equipo.  En realidad, somos un grupo de colegas, pero la mayoría de nosotros no sabíamos el uno del otro antes de la expedición. Diferentes edades y nacionalidades, orígenes y experiencias heterogéneas, diversas personalidades y personajes – líderes y gente tímida, gente creativa y otros con amor para los datos y números,  personas con fluidez en español mientras otros sin español: wow, la mezcla fue perfecta! Si me hubieran invitado a escoger un equipo para esta experiencia, habría elegido a todos mis compañeros de aventura. Incluyendo nuestros dos líderes de equipo y una traductora: es difícil imaginar diferentes guías, nos motivaron y dieron  apoyo a esta experiencia.

Cada uno de los miembros del grupo puso esfuerzo, pasión, sus habilidades, el miedo, la ironía, la esperanza, la sensibilidad, entusiasmo, ideas, chistes, sonrisas y risas que contribuyeron a hacer que todo sea más valioso que la suma de las contribuciones individuales.

Los días eran productivos y el ambiente relajado, basados en colaboración y por supuesto, fue tan divertido! ? No hay palabras para decir lo afortunada que me siento y lo agradecida que estoy pensando en la grandeza de las personas con las que compartí esta experiencia. Puedo – esperemos – decir que me encontré con amigos.

¡Ellos ciertamente tienen una nueva amiga en mí!

blog_crn_google_with_local_entrepreneur

Si me preguntan que me entristeció tener que volver a Dublín? La respuesta es no. Y no es porque no me hacen falta los campos verdes, las puestas de sol, el calor y la lluvia repentina, la gente, los juegos energizantes, las tortillas y el gallo pinto, la indescriptible sensación de sentirse amada, bienvenida y útil, capaz de trabajar bien en equipo haciendo un pequeño impacto real. No. No puedo estar triste porque disfruté cada minuto de esta experiencia única y la forma en que me gusta pensar es que no hay un nuevo comienzo sin fin y estoy lista para cerrar este capítulo y abrir uno nuevo, tal vez inspirado en esta expedición.

Para los individuos, organizaciones no gubernamentales, grandes empresas desde el “lado desarrollado del mundo” – cada contribución si importa y estoy segura de que “juntos es mejor”.